Pueblos de la Alsacia que no te puedes perder

Qué hacer en Marrakech, una tierra de Dios
20 febrero, 2019
qué ver para pasar un día completo en Siena
Un día completo en Siena
6 marzo, 2019

Pueblos de la Alsacia que no te puedes perder

¿Indeciso a la hora de planificar tu viaje a La Alsacia? ¡No te preocupes, hemos hecho los deberes por ti y hemos hecho el listado de pueblos de Alsacia que no puedes dejar de visitar!

En este listado encontramos algunos de los pueblos más bonitos de Francia, ciudades medievales exquisitamente conservadas y pintorescas aldeas con pequeñas casas agrupadas alrededor del campanario de la iglesia.

Colmar

Situado en el corazón de La Alsacia, Colmar es una parada obligada. Esta ciudad de tamaño mediano posee numerosos monumentos y sus distritos típicos son particularmente hermosos.

Colmar ha sido un centro cultural desde el siglo XIII y fue una ciudad importante durante la Reforma Protestante en el siglo XVI. Con sus barrios históricos, calles peatonales sinuosas y formidables canales, Colmar ha conservado el encanto de una época pasada. El barrio de Krutenau, también conocido como “Pequeña Venecia”, es una zona maravillosa para caminar por las calles arboladas o para realizar un recorrido en barco por los canales.

En el histórico casco antiguo de Colmar, las estrechas calles empedradas y los agradables senderos del canal se prestan para dar paseos relajantes. Destacan la Maison des Têtes, un espléndido edificio renacentista con una ornamentada fachada de pequeños personajes y bustos, y la Maison Pfister, otro ejemplo fantástico de la arquitectura alsaciana. Otras atracciones principales son el Musée Unterlinden que alberga el magnífico Altar Isenheim de Matthias Grunewald y la Eglise des Dominicains, el antiguo monasterio dominicano que data de 1283, que tiene un ambiente sereno y místico.

 

Riquewihr

Este pueblo es una joya de Alsacia y está catalogado como uno de los “Pueblos más bonitos de Francia” y pertenece a los Village Fleuris” (Pueblos Floreados). Desde lejos, con el campanario de la iglesia elevándose sobre el pueblo, Riquewihr parece un dibujo en un libro de cuentos para niños. Hay una vista panorámica del pueblo desde el camino cerca del Tour des Voleurs del siglo XIV. Aunque este pequeño pueblo es la residencia de tan solo 1,200 habitantes, hay muchas tiendas, boutiques y restaurantes que interesan a los muchos turistas que visitan durante todo el año.

Los edificios históricos de Riquewihr están excepcionalmente bien conservados, con las antiguas murallas y torres de la ciudad aún intactas. El pueblo deleita a los visitantes con sus exquisitas casas medievales y renacentistas del siglo XV al XVIII. Muchas de las encantadoras casas del pueblo cuentan con hermosos patios y balcones floridos. Además del ambiente, el pueblo cuenta con agradables plazas públicas adornadas con fuentes. La calle principal del pueblo, la rue du Général-de-Gaulle solo permite a los peatones durante el verano. Esta atractiva calle de casas históricas ofrece un lugar agradable para pasear y contemplar el paisaje. La rue du Général-de-Gaulle termina en la torre de la puerta Dolder, que fue construida en 1291 y ahora alberga un museo. Otra atracción es el castillo de los duques de Wurtemberg, que data del siglo XVI, y que vale la pena visitar para aquellos que estén interesados ​​en la historia medieval.

Obernai

A unos 25 kilómetros al sur de Estrasburgo y al pie del Mont Sainte-Odile, encontramos a Obernai, el cual es otro de los pueblos de la Alsacia más reconocidos.

Esta histórica Ciudad Imperial Libre ha conservado su ambiente medieval, como se puede apreciar en la torre del siglo XIII, las puertas de la ciudad antigua, las antiguas murallas de la ciudad y las típicas casas de los burgueses. Muchos edificios están adornados con flores, lo que le otorga a Obernai el título de “Ville Fleurie”.

La plaza du Marché (Plaza del Mercado) presenta el mercado de maíz del siglo XV y una fuente renacentista de Sainte Odile, la cual nació en Obernai. En el estilo típico de Alsacia, el hermoso Hôtel de Ville (Ayuntamiento), del siglo XV-XVI, cuenta con un balcón decorado. Uno de los lugares más pintorescos de Obernai es el Puits des Six Seaux (el Pozo de los seix cubos) frente al Hôtel de la Cloche. Los turistas también disfrutan viendo la Place de l’Etoile, una plaza con casas con entramado de madera y nidos de cigüeñas en los techos.

 

Ribeauvillé

Ubicado a solo cuatro kilómetros de Riquewihr, el pueblo Ribeauvillé es uno de los pueblos más bonitos de Alsacia. Ribeauvillé, una pequeña comunidad de menos de 5,000 habitantes, tiene un ambiente medieval atmosférico. De pie sobre una colina, las majestuosas ruinas de tres castillos de los siglos XI-XIV dominan el pueblo. Rodeado por las antiguas murallas de la ciudad, este pintoresco pueblo tiene muchas encantadoras casas antiguas de entramado de madera construidas en los siglos XV y XVIII.

Durante la primavera y el verano, sus balcones florecen con flores de colores. Ribeauvillé se enorgullece de su premio como “Village Fleuris” de 4 estrellas por sus excepcionales exhibiciones florales. Los turistas pueden comenzar a explorar el pueblo en la calle principal, la Grand-Rue, para ver algunos sitios turísticos importantes: el Pfefferhaus en la dirección del número 14 y el Hôtel de Ville (Ayuntamiento) de la plaza principal y la iglesia monástica gótica. Ramas de la Grand-Rue son muchas calles pintorescas, y dispersas por toda la ciudad son cuadrados renacentistas adornados con fuentes. Se han conservado partes de las antiguas murallas de la ciudad, incluido el Tour des Bouchers (Torre de los Carniceros) del siglo XIII.

Ribeauvillé también es conocido por ser uno de los pueblos de Alsacia con una vida cultural más vibrante pese a su pequeño tamaño. Hay muchos eventos anuales que incluyen el Mercado de Primavera, el Festival Kougelhopf en mayo, la Feria de Fiddlers en septiembre, el Festival de Música Antigua en octubre y el Mercado Medieval de Navidad.

Eguisheim

Elegido también como uno de los “Pueblos más bonitos de Francia “, Eguisheim se encuentra en un valle soleado rodeado de verdes colinas. Este encantador pueblo medieval fue fundado en 720 por el Conde Eberhard. A poca distancia de Colmar, este típico pueblo alsaciano tiene estrechas calles de adoquines bordeadas de casas de entramado de madera pintadas de colores brillantes que datan de los siglos XVI y XVII.

Todavía se pueden descifrar antiguas inscripciones en los dinteles de piedra de las casas. Estas casas históricas cuentan con balcones que están cuidadosamente decorados con flores en macetas. Debido a sus exquisitas exhibiciones florales, el pueblo ha sido recompensado con el “Grand Prix National du Fleurissement”, el premio nacional de flores más prestigioso de Francia.

Otros aspectos encantadores de Eguisheim son sus fuentes históricas y la iglesia de arenisca amarilla del siglo XIII con una estatua de la Virgen María “Vierge Ouvrante”. Desde 2009, Eguisheim también ha sido catalogado como uno de los pueblos navideños de Alsacia al contar con un mercado navideño acogedor y tradicional en las fechas navideñas.

 

¿Estás listo para ir a Alsacia?

¡Nosotros también para ayudarte y que sea un viaje inolvidable!

En Creciendo de Viaje ayudamos a viajeros como tú a planificar y organizar sus vacaciones a medida en Alsacia. Así que no lo dudes y contáctanos!

 

Daniel A.
Daniel A.
Aragonés/Francés de nacimiento, ciudadano del mundo de mayor. Viajero trilingüe. He vivido los últimos años entre Estados Unidos, Dubái y España. ¡Amante de descubrir rincones escondidos allá donde voy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.