La Abadía de Kylemore, conociendo sus secretos