curiosidades sobre camboya
Curiosidades sobre Camboya
15 febrero, 2017
entrevista a raquel
Crecimiento personal y viajes – entrevista a Raquel de Creando Realidades
1 marzo, 2017

“Rheinschwimmen” en Basilea – un baño especial

 

Si tienes pensado venir a Basilea en verano, o hacer una escapada de un día durante tu recorrido por la Selva Negra y encima tienes la suerte de que el buen tiempo te acompañe, hay una actividad que no te puedes perder: “Rheinschwimmen” o lo que viene a ser lo mismo, dejarte llevar por el río Rin aguas abajo.

Aunque existen muchos ríos en los que poder disfrutar de un buen chapuzón en verano, Basilea ha creado todo un evento social alrededor de esta actividad.

Y es que el Rin, a su paso por Basilea, no es el típico riachuelo con zonas poco profundas donde poder chapotear y al que se puede ir de excursión los fines de semana de verano y disfrutar de un baño más o menos “privado”, sino todo lo contrario: atraviesa la ciudad de lado a lado, separándola en dos mitades con su caudal imponente y es uno de los lugares más animados de Basilea en primavera y verano, cuando los días son más largos y las orillas se llenan de restaurantes y bares como si de un paseo marítimo en la costa del sol se tratara.

Bajando por el Rin a nado

La primera vez que vi a alguien nadando en el Rin pensé: ¡menudo loco!.

Aún estábamos en primavera y la temperatura exterior no podía superar los 15 grados. El chico bajaba a toda velocidad y recuerdo que pensé que sería un deportista preparando algún triatlón o similar. El agua debía de estar helada, pero a él no parecía importarle.

Pero cuando llegó la primera ola de calor del verano, el misterio se resolvió. Cientos de personas bajaban por una de las márgenes del río, agarrados a una especie de flotador gigante y dejándose llevar por la corriente.

Y es que para practicar Rheinschwimmen es necesario prepararlo todo con antelación y seguir las instrucciones de uso. Porque, a fin de cuentas, el río es caudaloso, la corriente es fuerte y genera un poco de respeto.

Qué necesitas para aventurarte

1. Una mochila o saco impermeable para meter tu ropa.

Si tu idea es dejarte llevar por la corriente y volver a salir aguas abajo, media hora más tarde, una bolsa impermeable donde meter toda tu ropa y tus pertenencias es fundamental.

Aunque hoy en día estas bolsas impermeables cada vez son más fáciles de encontrar, en Basilea prácticamente todo el mundo usa la misma: el Wickelfisch.

El Wickelfisch es una bolsa impermeable con forma de pez que fue creada con un único propósito: mantener tus cosas a salvo de la humedad y servir de flotador mientras te dejas arrastrar por la corriente del Rin. Su inventor es original de Basilea y se vende en dos tamaños, uno más grande y uno pequeño para las cosas delicadas.

La ventaja del Wickelfisch frente a otras bolsas impermeables es que está pensada especialmente para esta actividad y tiene la forma y el tamaño perfecto para poder meter todo y abrazarse a ella mientras bajas, lo que no es nada despreciable, ya que en su tramo más largo, la bajada puede llegar a durar una media hora y durante ese tiempo si no eres buen nadador puedes llegar a cansarte. La bolsa puede comprarse allí mismo y también por internet.

 

agarrados al wickelfisch en el rin

2. Seguir las instrucciones al pie de la letra

Para bañarse y no incurrir en riesgos, es preciso entrar y salir al río en los lugares indicados para ello y mantenerse siempre en las zonas marcadas, que normalmente suelen concentrarse en la margen derecha.

Además es importante no bañarse nunca cuando los carteles indiquen que no está permitido, sobre todo después de episodios de lluvias o tormentas, cuando las corrientes son aún más fuertes y el río puede arrastrar troncos y piedras.

3. Estar atento a las salidas

Durante toda la bajada hay que mantenerse alerta y no perderse las “oportunidades para salir del agua”. En ocasiones no es tan sencillo como parece, porque la corriente sigue arrastrándote y necesitas ir dirigiéndote a la orilla con unos metros de antelación.

Pero tranquilo, tampoco es difícil ya que normalmente en temporada alta suele haber bastante gente bañándose y no hay nada más que dejarse llevar por la corriente e imitar a los demás para salir.

**

Resumiendo –

La próxima vez que vayas a Basilea en verano no olvides tu bañador y tu Wickelfisch; no sólo te servirá para refrescarte, sino que vivirás una experiencia diferente y especial que nunca olvidarás.

Estela
Estela
Soñadora e idealista al 200%, disfruto viajando por el mundo y ayudando a los demás a sacarle el máximo partido a sus viajes y a sus vidas. Puedes leer mis artículos en CreciendoDeViaje o en LlenaTuVida.net.

3 Comments

  1. […] en la época de verano, una de las actividades más divertidas y refrescantes que puedes hacer es dejarte remolcar aguas abajo por el río Rin. Los fines de semana, cientos de personas se aventuran a lanzarse al río con su ropa a cuestas y […]

  2. […] os hablamos de una de nuestras actividades preferidas en Basilea es el Reihnschwimmen.  O lo que es lo mismo, dejarte llevar por las aguas de este gran río europeo en Basel. En los […]

  3. […] os hablamos de una de nuestras actividades preferidas en Basilea es el Reihnschwimmen.  O lo que es lo mismo, dejarte llevar por las aguas de este gran río europeo en Basel. En los […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *