mercadillos de navidad alrededor del mundo
Navidades mágicas en los mercadillos navideños
8 diciembre, 2017
desconectar en vacaciones
Consejos para desconectar del trabajo en vacaciones
21 diciembre, 2017

El mercado navideño de Ravennaschlucht

mercado navideño

mercado navideñoSi sigues nuestros posts te habrás dado cuenta de que en Creciendo de Viaje nos encanta la Navidad y todo lo que está asociado a ella. Y viviendo en el centro de Europa, una gran parte de las tradiciones de Navidad se concentran alrededor de los mercadillos que decoran sus calles.

Y es que no sólo son un punto central de las compras navideñas, donde se pueden encontrar las típicas figuras de decoración para el árbol o el Belén, sino que son el punto de encuentro de muchas personas durante las semanas de adviento, que además de comprar sus regalos, quieren disfrutar en compañía del vino caliente (Glühwein) y escuchar villancicos cantados por corales de niños.

El Sábado pasado Flavia y yo conseguimos – por fin – conocer el mercado navideño de Ravennaschlucht; un lugar de ensueño en medio de la selva negra, que parece verdaderamente sacado de una película.

La experiencia fue increíble, así que decidimos contártela en este post, para que puedas disfrutarla tú también.

Explorando el mercado navideño de Ravennaschlucht

La barranca del Ravenna comprende toda la zona montañosa que se fue formando alrededor del arroyo Ravenna, en la Selva Negra.

Aunque la zona es preciosa durante todo el año y ofrece muchas posibilidades para hacer rutas de senderismo y disfrutar de unas maravillosas vistas, en Navidad se convierte verdaderamente en un lugar especial y único.

Durante los fines de semana de adviento, aloja su particular mercado navideño, en una ubicación privilegiada bajo el puente de ferrocarril Ravennabrücke.

caminata en la Selva NegraPreparativos para visitarlo

Puedes consultar los horarios de apertura del mercado navideño en esta página. Los de 2017 han sido los siguientes:

  • Viernes entre las 15:00 y 21:00.
  • Sábados, entre las 14:00 y las 21:00.
  • Domingos, entre las 13:00 y las 19:00

Y la entrada hay que pagarla en la puerta y tiene un precio de 5€.

Si vas en coche es importante reservar tu plaza de aparcamiento con antelación, ya que la ubicación del mercado navideño ofrece espacios muy limitados y sólo pueden aparcar un número reducido de coches.

Normalmente pueden reservarse en la misma página, aunque para 2017 ya están todos completamente reservados. Pero si te has quedado sin aparcamiento, no te preocupes. Hay disponible un servicio de shuttle-bus entre los pueblos de Hinterzarten y Himmelreich, que circular con una frecuencia muy alta entre las estaciones de ambos pueblos y la entrada del mercadillo de Ravennaschlucht.

Nosotros tontamente no lo supimos el primer año que intentamos ir  y fuimos directamente a la entrada con el coche tan felices – y en seguida nos mandaron darnos la vuelta. Pero pudimos comprobar este año que el shuttle funciona estupendamente.

fackelwanderung

Fackelwanderung: la caminata de las antorchas desde Hinterzarten

Si te apetece combinar la visita al mercado navideño con una ruta de senderismo por la barranca del Ravenna, y no te atreves a hacerlo por tu cuenta, puedes contratar alguna de las actividades que organizan agencias de la zona, como la caminata de las antorchas.

La caminata dura aproximadamente 1,5h, con varias paradas y recorre el camino que separa el pueblo de Hinterzarten con el mercadillo, atravesando una zona virgen preciosa de la Selva Negra.

Nosotros decidimos hacerla este año en grupo, y todos acabamos encantados.

Comenzamos la caminata a eso de las 16:00, para aprovechar las últimas horas de luz del día. Sobre las 16:30, hicimos una parada y el guía nos leyó un cuento de navidad (en alemán) y posteriormente cantamos todos juntos un villancico alemán.

Tras esto nos repartieron a cada uno una antorcha hecha con madera y tela, que poder encender y que nos alumbrara durante el resto del camino.

flavia con su antorchaParticularmente, me sentí como un grupo de exploración, como los que salen en las películas. Seríamos unas cuarenta personas, todas caminando en filas de 2 o 3 por mitad de la selva nevada y con nuestra antorcha.

El paisaje nevado estaba precioso, tuvimos la buena (y mala) suerte de que nevara en los días anteriores y que las temperaturas no hubieran ascendido, así las copas de los árboles y el camino seguían teniendo su capa blanca de Navidad.

caminata LÇoffingen

Cuando llegamos al mercado navideño de Ravennaschlucht, pusimos todas las antorchas en una fogata y pudimos calentarnos, antes de visitar los puestecitos.

estela con antorcha camino a Ravena

ruta Selva Negra

Y cuando llegamos al mercadillo…

Nos quedamos con la boca abierta.

Realmente ya habíamos visto muchas fotos, pero estamos tan acostumbrados al Photoshop, que uno nunca se acaba de creer del todo lo que se ve por internet.

puente ravena

El puente iluminado estaba precioso e iba cambiando de color. Aproximadamente unas 40 tiendas se concentraban en círculo, donde se podía disfrutar de los dulces navideños y productos de artesanía típicos y calentarse las manos y el espíritu con un Glühwein.

ravenaschlucht mercado de navidad

Varias fogatas invitaban a concentrarse a su alrededor, para ayudar a soportar el frío (¡estaríamos a unos -8 grados!).

Pero a pesar del frío, y del gentío que no paraba de llegar en el shuttle bus, fue una visión preciosa y me quedo con un recuerdo increíble.

puesto mercado navideño ravenaschlucht

Lo único que me falló: con la emoción del momento de disfrutar de las tiendas del mercado navideño y calentarnos las manos con un vino caliente y un crep de chocolate (sí, es una combinación rara, ¡pero estaba buenísimo!) , no descubrí el mirador estratégico para hacer las fotos impresionantes que había visto por internet. Cuando nos disponíamos a irnos lo vi, pero tenía los dedos de los pies tan congelados que no fui capaz de subir por la ladera del mirador, así que me quedé sin foto.

Algo que queda pendiente para repetir el año que viene, aunque si alguno de nuestros lectores tiene una que quiera compartir con nosotras, la pondremos encantadas!

Estela
Estela
Soñadora e idealista al 200%, disfruto viajando por el mundo y ayudando a los demás a sacarle el máximo partido a sus viajes y a sus vidas. Puedes leer mis artículos en CreciendoDeViaje o en LlenaTuVida.net.

6 Comments

  1. Me ha encantado este post, las fotos, lo que cuentas de la experiencia… que ganas de ir me han entrado ahora jajaja…

  2. ¡Que pasada de sitio! Una manera muy original de montar un mercadillo,aquello debe ser enorme y seguro que lo pasasteis genial visitándolo 🙂

  3. ¡Hola!

    Parece de cuento todo. Qué preciosidad y encanto. Debe ser mágico pasear por ese paisaje nevado, a la orilla del río y con las antorchas encendidas, menuda experiencia.

    ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *