aprender viajando
Nunca dejes de aprender viajando
9 agosto, 2016
viajar solo
¿Conoces el placer de viajar solo?
12 agosto, 2016

El momento en el que te sientes Indiana Jones

ganas de aventuras

ganas de aventuras

Nunca olvidaré la experiencia de alquilar bicicletas en Siem Reap y lanzarnos a descubrir por nuestra cuenta los templos principales de Angkor.

Llevábamos sólo 36 horas en Camboya, pero nos sentíamos llenos de energía y de ganas de aventura.

Recuerdo la libertad y el sentimiento que nos sobrecogió cuando cruzamos el puente bordeado por estatuas de piedra hacia el templo de Bayon y atravesamos el arco principal, prácticamente solos.

Fue como viajar en el tiempo.

Por unos instantes me trasladé a una película de Indiana Jones, y sentí que estaba explorando los restos de una civilización pasada, desaparecida con el paso del tiempo. Me podía imaginar perfectamente las casas de madera de los habitantes de la gran ciudad, ahora por completo desaparecidas, rodeando los templos de piedra como una colonia de hormigas alrededor de un trozo de pan. Era sobrecogedor pensar que ya no quedaba absolutamente nada de todo eso, ni una sola casa, ni un solo resquicio. Solo los grandes templos podían demostrar que la ciudad había existido y que se había podido considerar próspera.

En un momento de despiste, nos alejamos del camino principal y acabamos perdiéndonos por un sendero fangoso, donde las bicicletas apenas podían avanzar y los locales nos miraban con cara de extraño.

Nos habíamos quedado solos por un camino que no figuraba en nuestro mapa y sentí por primera vez un poco de miedo. Me esforcé por pedalear al máximo, hasta que encontramos la ruta y volvimos a la calidez del bullicio de turistas y los flashes de las cámaras de fotos.

Con nuestras ganas de aventuras ya cubiertas, pasamos el resto del día siguiendo las indicaciones de los mapas, sorprendiéndonos por cómo la naturaleza había reclamado casi por completo el terreno, que una vez albergó casi un millón de almas.

Sin embargo ahora, a pesar de que los templos me parecieron grandiosos, fueron esos momentos de aventura los que se grabaron con mi mente con mayor nitidez.

Estela
Estela
Soñadora e idealista al 200%, disfruto viajando por el mundo y ayudando a los demás a sacarle el máximo partido a sus viajes y a sus vidas. Puedes leer mis artículos en CreciendoDeViaje o en LlenaTuVida.net.

6 Comments

  1. […] primer día aún estábamos algo desorientados y como queríamos aprovechar el tiempo al máximo y nos daba un poco de miedo perdernos, decidimos alquilar un tuk-tuk que nos llevara a los templos […]

  2. […] Confieso que los templos de Angkor tuvieron mucho peso en mi decisión de viajar a Camboya, sobre todo el templo de Angkor Wat. De todos los miles de templos que hay en el sudeste asiático, no hay otros iguales a los de Angkor. ¿Están ya en tu lista de lugares a los que viajar una vez en la vida? Seguro que cuando los visites te sientes como un auténtico Indiana Jones. […]

  3. […] Pero si te aventuras a salirte de los templos principales, puedes sentirte como un verdadero Indiana Jones. […]

  4. […] foráneos que se encuentran ahí. Nunca será igual, pero puede ser la experiencia más cercana a sentirte un explorador de verdad. Este lugar no tiene que ser necesariamente de difícil acceso, sino ser un lugar olvidado por la […]

  5. […] recorriendo estos templos. Si cierro los ojos puedo volver por los caminos por los que me metí con mi bicicleta para descubrir otros templos más alejados. De hecho mucha gente combina sus viajes por otros países del sudeste asiático con una visita de […]

  6. […] llegado aquí será para pasar al menos un par de días recorriendo y descubriendo los templos cual Indiana Jones. Pero, ya sabes que en ciertas épocas del año, en Camboya caen trombas de agua tan fuertes que […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.