aprender viajando
Nunca dejes de aprender viajando
9 agosto, 2016

Explorando con los cinco sentidos

explorando con los 5 sentidos

explorando con los 5 sentidosSentarme a comer en los diversos restaurantes de Corea fue una experiencia cautivadora en todos los sentidos.

Desde la barbacoa coreana al bibibamp, pasando de sopas de ingredientes completamente desconocidos y dulces que en realidad eran amargos.

Cuando te alejas de Seúl, la mayoría de los restaurantes sólo tienen una carta en coreano y muchas de ellas ni siquiera enseñan fotos de lo que ofrecen. Aunque el principio estaba un poco escéptica e intentaba pedir las cosas que ya conocía de antemano, con los días me fui envalentonando y empecé a arriesgarme con platos aleatorios.

¿El resultado? Una explosión para mis papilas gustativas.

Aceptar que no tienes el control sobre lo que comes cada día, y queo bien aceptas que la comida va a ser una sorpresa cada día o bien terminas acudiendo al McDonalds, me ayudó a salir de mi zona de confort y a descubrir sabores que hasta entonces no había probado y que me parecieron deliciosos. Decidí aplicar esta mentalidad durante mi viaje por Corea del Sur, atreviéndome a dejarme llevar por las experiencias locales y el lado más tradicional del país, probando a dormir en el suelo en habitaciones tradicionales coreanas o yendo a lugares típicos para las personas de la ciudad, donde apenas vi extranjeros.

Cuando llegaba al hotel, agotada de todo el día, apenas me daba tiempo a darme cuenta de que estaba sola y sentía la cabeza más despejada que de costumbre, como si se hubiera liberado un espacio que normalmente está a tope. Todo el estrés mental de las últimas semanas de trabajo parecía haberse esfumado y aunque estaba agotada físicamente, me sentía mejor que nunca.

Un consejo para tu próximo viaje: huye de lo turístico y arriésgate a inmiscuirte de lleno en la cultura de la ciudad; si estás explorando con los cinco sentidos te sorprenderás más de lo que imaginas.

Estela
Estela
Soñadora e idealista al 200%, disfruto viajando por el mundo y ayudando a los demás a sacarle el máximo partido a sus viajes y a sus vidas. Puedes leer mis artículos en CreciendoDeViaje o en LlenaTuVida.net.

4 Comments

  1. Haré lo que pueda en mis minis vacaciones y espero disfrutar de muchas cosas ya que no suelo tener la oportunidad de salir de aquí y aunque aun no es seguro aun espero poder hacerlo 🙂

    • Estela dice:

      Está claro que cuanto más lejos viajes, más te sorprendes; pero a veces en nuestro mismo país, con sólo movernos un poco y dejarnos llevar por las experiencias locales, podemos descubrir un montón de cosas 🙂

    • Flavia dice:

      ¡Claro que sí! Solo hay que estar dispuestos a salir un poco de lo conocido para nosotros y aventurarse a probar lo que la gente de ahí come. Seguro que vuelves con grandes recuerdos gastronómicos 🙂 Para mí, un sabor o un olor pueden transportarme inmediatamente al lugar donde lo comí por primera vez 🙂

  2. […] acompañar siempre son esas primeras experiencias en los viajes que vivimos con más intensidad y poniendo todos nuestros sentidos. Mi momento preferido es el silencio de la noche del desierto del […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *